Carta del Fundador

Estimados amigos, Academia de Automovilismo Indianapolis  es la PRIMERA AUTOESCUELA DE BOLIVIA, fue fundada en la ciudad de La Paz el 5 de Agosto de 1960 por quién les escribe esta carta de presentación y mi esposa  Gery  Muñoz.  Empezamos  dando clases de conducción en moto y en vehículos livianos. Posteriormente  incorporamos  la educación de la mecánica automotriz y la formación de Chóferes  en la categoría Profesional. Abrimos sucursales PRIMERO EN LA CIUDAD DE SANTACRUZ  en  1970, luego en las Minas de Potosí y Oruro en 1975 y  a partir de 1980 en las ciudades de Cochabamba, Sucre, Potosí, Tarija y Oruro.

A lo largo de estos  53 años, hemos formado  más de 120.000 conductores particulares y profesionales en todo Bolivia. Fuimos pioneros en la introducción de los vehículos con doble mando.  Desde  1990 estamos afiliados a la Asociación de Autoescuelas de Madrid España y mantenemos una comunicación permanente con PONS,  que es la más importante red de autoescuelas y editorial especializada de España. Esta vinculación nos ha permitido innovar y estar actualizados.

Saber conducir es una profesión que embarga mayor responsabilidad que un médico que tiene en el quirófano a un solo paciente,  en cambio un chofer tiene en sus manos la vida de muchos pasajeros y peatones. Es por eso que  obtener ilícitamente una licencia de conducir es una mala idea, porque embarga mucho riesgo para la persona que lo hace y  para todos.

La seguridad vial se ha constituido en un tema vital para los ciudadanos particularmente en la ciudad de Santa Cruz, que hora tiene  un millón y medio de habitantes y cuenta con un parque automotor cercano al medio millón de vehículos,  lamentablemente también tiene el mayor índice de accidentes en Bolivia.  

Las estadísticas son preocupantes, en el  primer semestre de 2013,  40% de los accidentes  de todo el país se dieron en Santa Cruz (1,753 casos); 73% de las víctimas fueron choferes o pasajeros y 27% peatones;  60% de los accidentes fueron ocasionados por el servicio público y el resto por conductores particulares.

Por eso, insisto, comprar una licencia además de ilegal es riesgoso para usted, su familia y la sociedad. Por eso, en Indianapolis nos esmeramos en  dar una enseñanza para que usted aprenda a conducir con seguridad.

En esta página web o en nuestras oficinas usted puede  informarse de todos nuestros cursos, sin embargo quisiera destacar que somos la única Autoescuela que cuenta con  vehículos nuevos de todo tipo, y particularmente de Microbuses Toyota  Coaster  de más de 25 pasajeros para formar choferes profesionales.  Justamente aquellos que trabajan en el servicio público de pasajeros.

Sea bienvenido,
Dr. Rigoberto Paredes Candia